La vuelta al cole: Si sí, para mí también.

Imagen noticia La vuelta al cole: Si sí, para mí también.


La llegada de septiembre trae la rutina a un hogar. Por norma general, los niños vuelven a los colegios y los adultos disponemos de unas horas “libres” en las que podemos olvidarnos de las responsabilidades hogareñas y usarlas de forma personal. Estas horas “extras” solemos usarlas en beneficio de cuerpo y mente, practicar algún deporte y/o desarrollar nuevas habilidades. 


Hoy os queremos hablar de los beneficios de desarrollar una nueva habilidad durante la edad adulta. 


Como sabéis, llegamos a cierta edad en la que nos centramos tanto en el hogar, el trabajo y la familia, que olvidamos por completo nuestros propósitos, metas y necesidades personales. Y un día pasado el tiempo, decidimos romper ese bucle para hacer algo por nosotros mismos y llegamos a la triste conclusión de que somos demasiado mayores para hacer ciertas cosas. 


Equivocados estamos de pensar que la formación es sólo para jóvenes. Con los tiempos difíciles en los que estamos, las empresas buscan perfiles con estudios recientes, reciclados y preparados para estos nuevos tiempos.


No me apetece ponerme a estudiar ahora….


Si, lo entendemos, pero el ser humano necesita cumplir objetivos para mejorar su autoestima. Te sentirás renovado/a y motivado/a al terminar para crecer en el ámbito profesional.


Además, en los grupos de estudio para adultos no sólo tú eres el adulto. Muchos compañeros y compañeras estarán en las mismas circunstancias que las tuyas, siendo un buen momento para ampliar circulo de conocidos.


El éxito personal es una de las cosas más difíciles de alcanzar en la vida y muchas veces ocurre, que volcamos nuestros deseos y aspiraciones en otras personas más jóvenes, habitualmente los hijos. Presionamos durante años para que ellos se conviertan en lo que nosotros no pudimos ser y así creer que hemos conseguido nuestro propio éxito. Muy equivocados estamos, ellos deben ser capaces de recorrer su propio camino y definir sus objetivos, sean cuales sean, para poder alcanzar su propia felicidad. 


Y de igual forma nosotros también. Si siempre has querido ser aquello que no has podido ser, ahora es el momento, dado que la realización de una formación sea a la edad que sea siempre es un acto muy gratificante en muchos aspectos y la edad tampoco debe ser excusa para negarte algo que siempre has querido.


Si todavía quedan algunas dudas al respecto déjanos contarte otro de los beneficios que a partir del mismo momento en el que decidas que vas a volver a estudiar, serás todo un ejemplo de motivación para tus familiares más cercanos, desde los más peques de la casa hasta otros adultos, que entenderán perfectamente cómo te sientes.


Recuerdas siempre que el éxito de cada uno depende de sí mismo y si te has decidido a estudiar en la edad adulta, ¡enhorabuena! Estaremos apoyándote en todo momento.
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información